Inicio /

Cómo platicar, comunicarse e influir


Portada2DEnamoramiento

descargar

Descarga inmediatamente el libro Electrónico por U$9.99 dólares
PagoSeguro
Si no tienes tarjeta de crédito o débito, haz clic AQUÍ para otras opciones de pago

 

El poder de la comunicación

¿Sabías que existe una manera de comunicarse, desconocida y secreta para la gran mayoría, que hace mejorar las relaciones interpersonales, ya sea con tu pareja, amigos, jefe, empleado, familia, etc.? Gente que está en el poder, personas que hacen publicidad, líderes de la historia y otros más, la han utilizado, y tú hoy puedes aprender a utilizarla, de tal manera que hagas sentir muy bien a tu receptor creando un ambiente ganar-ganar.

El ser humano se mueve y rige por sus emociones, partiendo de esto, existe una estructura comunicacional que resulta muy efectiva en las relaciones, sobre todo, si quieres mejorar un noviazgo, matrimonio, o la comunicación con el sexo opuesto.

El ser humano necesita interactuar con otros y  lo hace por medio de la comunicación, sin embargo, sabemos hablar, leer y escribir, pero no todos sabemos cómo comunicarnos de manera efectiva. Prueba de esto es que una de las principales causas en los fracasos en las parejas es una mala comunicación.

La comunicación es todo un arte que le concede poder a quien sabe comunicarse adecuadamente. De hecho, personajes importantes de la historia lo han utilizado para mover grandes masas de gente. Así también, para quien no sabe cómo, una plática o una conversación puede ser un dolor de cabeza y algo incómodo, por no saber qué decir, causando timidez, des-adaptación social y sensación de desprecio por parte de los demás.

Una de las cosas que todo ser humano disfruta es la compañía de otras personas, sobre todo del sexo opuesto. Esto es algo que nos mueve y nos motiva en la vida. Cuando estamos rodeados de amigos, compañeros, personas del sexo opuesto que nos agradan y sobre todo cuando sabemos que les agradamos a todos ellos, entonces nos sentimos aceptados, importantes y felices. De igual manera, hay quienes no saben cómo comunicarse, y por lo tanto, cómo relacionarse con los demás, sintiendo que espantan a cualquiera que se les acerque; se sienten solos,  con mala suerte en el amor, y al final se sienten rechazados e infelices. Pero no hay que preocuparse por esto último, porque tiene solución, simplemente hay que aprender a comunicarse y tener una alta autoestima.

 

Aprende a mover emociones con las palabras

Hoy puedes aprender a ser un experto acomodando las palabras de la manera más óptima para crear y mover emociones. Este libro es un manual muy completo y rico en diálogos prácticos que te muestran cómo utilizar las palabras y cómo mover emociones.

Recuerda que la mente subconsciente capta cosas que la consciente no percibe, y si sabes manejar bien las palabras, puedes hacer que el subconsciente de tu receptor genere emociones positivas, por lo tanto, tú puedes ser una persona muy agradable. Este libro te muestra como

La comunicación es un arte y sobre todo un juego muy divertido donde mueves sentimientos, y si sabes mover toda la estructura serás un excelente platicador que genera emociones agradables en tu receptor.

En este libro revelo las técnicas de comunicación que debes saber para mejorar tus relaciones interpersonales. Está lleno de diálogos demostrativos dónde te darás cuenta cómo se utilizan esas técnicas, cómo se acomodan las palabras y cuándo debes decirlas. Este libro es una guía que te abrirá paso en el mundo de las relaciones interpersonales, aprenderás a comunicarte de manera efectiva y así mejorarás todas tus interacciones con otras personas.

 

Analiza este ejemplo

Vamos un ejemplo de comunicación en una pareja de esposos, donde la esposa se comunica mal. Y además, con un enfoque muy racional en vez de muy emocional. Observa las palabras resaltadas en negritas.

El esposo llega cansado  del trabajo a su casa, casi al mismo tiempo en que su esposa llega de una junta de padres de familia en la escuela de su hijo:

Él.- Estoy muy cansado y estoy muy hambriento, hubo mucho trabajo. Ya hasta me duele la cabeza…

Ella.- Que bueno que llegas –interrumpe la esposa-, necesito dinero para comprar la ropa de nuestro hijo. Ya va a salir de sexto grado y tendrá que bailar el vals y hay que comprar varias cosas

Él.- Pero ahora no tengo dinero

Ella.- Pues ve cómo le haces, la maestra dijo que la próxima semana será el fin de curso

Él.- Hemos gastado mucho esta semana y no tengo más…

Ella.- Pues tienes que ver qué hacer, búscate otro trabajo, o no sé

Él.- ¿Cómo voy a buscar otro trabajo? No ves a qué hora estoy llegando? ¿A qué hora voy a trabajar en otro empleo? –el esposo comienza a enojarse-

Ella.- Pues ese es tu problema. El sábado pasado compraste unos forros para los asientos de tu coche, por cierto, horribles, y creo que eso fue dinero perdido. No sé por qué compras cosas innecesarias (toma la falta de dinero más personal, echándole la culpa a él)

Él.- Pero es que los asientos ya se veían feos

Ella.- ¿Y qué? Primero está nuestro hijo

Él.- Pero yo no soy adivino, no sabía que saldría ese gasto

Ella.- Pues  a ver si estás más pendiente de tu hijo, de ahora en adelante tu irás a las juntas

Él.- Pero no ves que no tengo tiempo. Los maestros sólo sirven para sacar y sacar dinero…

Ella.- Pero se tiene que hacer, es el último año y es un recuerdo

Él.- Pues a ver si te pones a trabajar tú igual, tienes mucho tiempo de sobra así que te puedes buscar un empleo en vez de quedarte aquí en la casa sin hacer nada -el marido ya está molesto.

Ella.- ¿Cómo que no hago nada? ¿A caso no te lavo la ropa? ¿No cocino? ¿No…

Y así comienza una discusión. Los dos terminan molestos, desesperados por la falta de dinero, enojados y con mal humor.

Analiza bien la plática. La esposa se enfoca mucho en el argumento racional del por qué tienen que comprar la ropa; mucho razonamiento y nada de emociones positivas. No se preocupa por generar en su esposo emociones positivas. Mira las palabras en negritas, puras palabras negativas. Generó un diálogo racional que genera emociones negativas. Aquí los dos terminaron molestos en una fuerte discusión. Los dos terminan mal el diálogo, con emociones desagradables y con el objetivo no solucionado: no se sabe cómo van a conseguir la ropa

Ahora veamos el mismo diálogo, pero con un enfoque emocional positivo:

El esposo llega cansado  del trabajo a su casa, casi al mismo tiempo en que su esposa llega de una junta de padres de familia en la escuela de su hijo:

Él.- Estoy muy cansado y estoy muy hambriento, hubo mucho trabajo. Ya hasta me duele la cabeza, ya estaba ansioso por llegar y cenar

Ella.- No te preocupes mi amor, ya estás en casa y ahora te serviré una rica cena. ¿Qué pasó en tu trabajo?, cuéntame (ella está dispuesta a escuchar a su esposo, cosa que pocas personas hacen, parece que se les dificulta escuchar)

Él.- Pues hubo un cliente que estaba inconforme, tuvimos que cambiarle el producto. Luego se me olvidó darle la garantía y llegó molesto por no dársela. Pero también él tuvo culpa, por no fijarse de lo que se está llevando

Ella.- Ay mi amor, ya sabes que hay gente muy descuidada, no le des importancia, te puedes enfermar y quiero verte sano y feliz

Él.- Si mi amor, ya me hacía falta platicar contigo y escuchar tus palabras amorosas

Ella.- Para eso soy tu esposa. Pues yo acabo de llegar de la junta de nuestro hijo. Por cierto, el está muy feliz, está contento porque ya terminó el curso escolar y le fue muy bien

Él.- Que bien

Ella.- La fiesta será muy bonita, habrá un gran festejo para celebrar a los alumnos que salen de sexto grado, los niños bailarán el vals y nuestro hijo está ansioso de que llegue la fiesta. Será un recuerdo muy agradable que tendrá él de la escuela y de su infancia. Pero necesitamos comprar la ropa, será de color blanca, ya que con esa bailará el vals. Vi a los niños ensayando y sabes que lindos se ven, y nuestro hijo feliz de la vida, ya lo verás mi amor

Él.- A pues me da mucho gusto que todo esté saliendo bien, entonces tenemos que conseguir la ropa para el vals

Ella.- Así es, tenemos que ver cómo hacerle, ya que la semana pasada gastamos bastante pero hay que hacer un esfuerzo. Nuestro hijo se lo merece, es muy inteligente, igual que tú. Ya verás lo feliz que estarás cuando vayas a la fiesta, será inolvidable y estarás orgulloso de nuestro hijo

Él.- Si mi amor, no te preocupes, veré cómo le hago para que nuestro hijo y tu estén felices al igual que yo

Analiza bien la plática, la esposa se enfoca mucho a las emociones, usa los argumentos lógicos correctos para generar las emociones adecuadas en su esposo. Plantea el fin de curso como algo hermoso, una fiesta, no como un problema de dinero como en el primer caso. Con este enfoque genera emociones positivas en su marido. Explica emocionalmente el argumento racional del por qué tienen que comprar la ropa. Se preocupa por generar en su esposo emociones positivas a lo largo del diálogo. Observa las palabras en negritas, puras palabras emocionales positivas. Ella genera sentimientos agradables en su esposo para que él acceda a colaborar voluntariamente a conseguir la ropa. Al final él es quien dice que conseguirá dinero. Los dos terminan bien el diálogo, con emociones positivas y con el objetivo en la mira: conseguir la ropa.

 

Estos son los beneficios que obtendrás

  • Conocerás esas técnicas secretas de comunicación
  • Sabrás de qué platicar y cómo hacerlo
  • Mejorarás la relación con tu novia(o), esposa(o) o enamorada(o), si tienes
  • Sabrás cómo hacerle para que cualquiera que platique contigo se sienta bien con tu compañía
  • Sabrás cómo caerle inmediatamente bien a quien sea que acabes de conocer
  • Sabrás cómo ser más agradable al sexo opuesto
  • Mejorarás tus relaciones interpersonales con cualquier persona
  • Sabrás cómo hacer sentir emocionalmente bien a tu receptor
  • Sabrás modificar las emociones de tu receptor para que sea más feliz
  • Sabrás cómo caerle mejor a tu jefe
  • Aprenderás a utilizar el triángulo del proceso de la comunicación excelente
  • Sabrás cómo argumentar para lograr un objetivo sin hacer sentir mal a tu receptor
  • Sabrás cómo decir las cosas negativas de manera positiva
  • Aprenderás cómo debes contar las cosas que te pasan para no dar mala imagen de ti

 

Este libro también te servirá si:

  • Te consideras tímido
  • No sabes cómo platicar
  • Discutes mucho con tu pareja o amigos
  • No sabes cómo reaccionar en una conversación
  • Sientes que tu conversación es aburrida
  • Sientes que eres un des-adaptado y rechazado social
  • Sientes que terminas cayéndole mal a varias personas
  • Etc.

Con este libro mejorarás tus habilidades sociales y eso te ayudará a resolver todos los problemas anteriores. Descárgalo ahora mismo.

 

¡Garantía de cobertura total!

¡Estás protegido por mi Garantía en relación al conocimiento que pretendo ofrecerte! O sea, si en 60 días crees que este producto no te enseñó nada que consideres importante, te devuelvo íntegramente tu dinero, es decir, el 100%. Este producto está libre de riesgo 100% No quiero quedarme con tu dinero si no logro que esto sea de ayuda para ti, y tampoco sería justo, así que, estoy tan convencido de que lo que te estoy ofreciendo cumple con las expectativas, que yo tomaré todo el riesgo económico.

“Ten muy en cuenta que los resultados que estos productos pueden generar, pueden variar de persona a persona, y que esto no es un servicio psicológico, ni psiquiátrico, sino, conocimiento que te puede servir”

 

Adquiérelo ahora

descargar

Descarga inmediatamente el libro Electrónico por U$9.99 dólares
PagoSeguro
Si no tienes tarjeta de crédito o débito, haz clic AQUÍ para otras opciones de pago

ClickBank es un comerciante minorista de este producto. CLICKBANK® es una marca registrada de la Corporación Click Sales, una sociedad Delaware, previa autorización. Dicha corporación se encuentra en la calle Lusk Sur No. 917, Suite 200, Boise Idaho, 83706, EUA. La función de ClickBank como comerciante minorista no constituye respaldo, aval o verificación de este producto o de cualquier testimonio promocional u opinión que se utilice en la promoción de este producto.

ClickBank is the retailer of products on this site. CLICKBANK® is a registered trademark of Click Sales, Inc., a Delaware corporation located at 917 S. Lusk Street, Suite 200, Boise Idaho, 83706, USA and used by permission. ClickBank’s role as retailer does not constitute an endorsement, approval or review of these products or any claim, statement or opinion used in promotion of these products.